Ejercicios de Kegel

Y ahora le toca el turno a los ejercicios de Kegel, ya hemos visto en este articulo cuales son los músculos que componen el suelo pélvico, en este otro articulo vemos una muestra de las bolas chinas que podemos utilizar para recuperar el suelo pélvico y en este articulo tenemos una opción más ecológica como son los huevos vaginales.

 

Los ejercicios de Kegel, reciben este nombre gracias al Dr. Arnold Kegel (1894-1981) fue un ginecólogo estadounidense que inventó el perineómetro Kegel (utilizado para medir la presión del aire vaginal) y los ejercicios de Kegel, consistentes en comprimir los músculos del suelo pélvico, en los años 40 comenzó a recomendar estos ejercicios a sus pacientes que sufrian de pérdidas de orina.

 

El objetivo de estos ejercicios es contraer y relajar de manera repetida el músculo pubococigeo, este ejercicio fortalece los músculos que sostienen la vejiga y mantienen los otros órganos de la pelvis en su lugar.

 

 

 

Hay tres maneras de detectar los músculos que tenemos que ejercitar:

La primera y esta UNICAMENTE se realizará para tomar conciencia de cuales son los músculos que tenemos que ejercitar, es la interrupción del chorro de orina; cuando estes en el baño orinando trata de retener la orina contrayendo los músculos, si puedes detenr la orina siginifica que estas usando los músculos correctos, pero es muy importante que esto solo se haga para tomar conciencia porque puede producir infecciones de orina, SOLO SE USARA PARA TOMAR CONCIENCIA DE CUALES SON LOS MÚSCULOS A EJERCITAR.

La segunda manera de detectar los músculos correctos es imaginar que estas intentando evitar la salida del aire del intenstino o de controlar una diarrea, contrae los músculos que usarias para evitar que saliera la ventosidad o la diarrea.

La tercera forma es por medio de un tacto vaginal, tumbate e introduce un dedo en tu vagina, contrae como si estuvieras intentando detener la salida de la orina, si sientes la contracción en el dedo es que usas los músculos correctos.

Es muy importante apretar solo esos grupos de músculos y no apretar las al mismo tiempo el abdomens las caderas o las nalgas pues en ese caso se ejerceria mas presión sobre los músculos que controlan la vegija y se consigue el efecto contrario.

Para comenzar a realizar los ejercicios de Kegel, primero hay que vacias la vegija.

  • Contraer los músculos del suelo pélvico y contar hasta 10.
  • Relajar los músculos completamente y contar hasta 10.
  • Ejecutar 10 ejercicios 3 veces al día (mañana, tarde y noche): unos 5 minutos.

Es mejor empezar con una pauta progrescia los primeros días, contar hasta 4 ó 5 e ir aumentando poco a poco hasta llegar a 10, siempre hay que relajar el mismo tiempo que haya habido contracción.

Se pueden realizar tumbada, sentada o de pie, sin que nadie se de cuenta de que los estas haciendo, pero es necesario que estes concentrada y relajada, si los haces sentada, asegurate de mantener las plantas de los pies sobre el suelo y las rodillas un poco hacia afuera.

Hay que ser constante y no dejar de hacerlos, puede que no notes ninguna mejoría en varías semanas, pero hay que tener paciencia, también es importante saber que aumentando el número de repeticiones o la frecuencia del ejercicio puede producirse fatiga muscular.

Es conveniente que cada vez que vayas a realizar un esfuerzo que pueda producirte pérdidas de orina como tosar, subir una escalera, correr o coger peso los hagas.

Y si acabas de dar a luz es muy importante que los hagas para que recuperes mas rapidamente la elasticidad de la zona y con ellos puedas recuperar la musculatura abdominal.

Si tienes dudas sobre si estas ejercitando los músculos correctos acude a tu matrona.

 

 

2 respuestas a Ejercicios de Kegel

  1. Buenisimo me sirivio informacion el articulo es grandioso.

  2. Raquel dijo:

    Gracias Carmen, me alegro de que te sirviera, es agradable recibir bonitas palabras…. un abrazo grande

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *