Lactancia en tandem

Lactando a sus dos hijos y embarazada (imagen extraida de Wikipedia)

La lactancia en tándem se da cuando una madre que esta amamantando se queda de nuevo embarazada y decide continuar con la lactancia durante todo el embarazo para después seguir amamantando a ambos hijos.

Uno de los primeros síntomas del embarazo en algunas mujeres se da en la sensibilidad en los pechos, por lo que muchas mamas dejan de amamantar porque les resulta doloroso e incomodo.

Durante el embarazo se sigue produciendo leche, pero la cantidad en la producción disminuye, esto hace que muchos niños dejen el pecho al no obtener tanta leche como quisieran, antiguamente se creía que esto se debía al cambio de sabor al aparecer el calostro, pero ahora se sabe que ese cambio no se produce hasta unos días antes del parto.

Debido a esto el 60% de los niños se destetan en el embarazo, de ellos algo más de una tercera parte lo hacen entre el tercer y cuarto mes de gestación, coincidiendo con la caída de la producción, y el resto hacia el final del segundo trimestre.

Hay una creencia popular muy extendida y es la de que cuando una mama decide amamantar en tándem el hermano mayor “robara” la leche al pequeño, esto en realidad no es así, puesto que una mujer es capaz de producir leche para ambos hermanos, además la lactancia en tándem tiene diversos beneficios para el bebe pues hace que la pérdida de peso del recién nacido sea menor y se recupere más rápidamente. También es habitual que el pequeño no tenga las conocidas crisis de crecimiento.

La “subida de la leche” se produce del mismo modo, pocos días después del parto, pero en esta ocasión el mayor ayuda a descongestionar los pechos con su succión y de este modo asegura una producción mayor para ambos hermanos.

En la mayoría de los casos de lactancia en tándem, los hermanos mayores tienden a hacer tantas o mas tomas que los recién nacidos, y cuando el pequeño esta mamando es habitual que el mayor también se acerque para copiarle, esto si a la mama no le molesta puede crear un vinculo muy especial entre los hermanos.

De igual modo que muchos de los hermanos que dejaron la lactancia durante el embarazo vuelven a re-engancharse cuando ven al pequeño en el pecho.

La salud de la madre que lacta en el embarazo no se ve perjudica en ningún sentido, no hay mas incidencia de anemias que en embarazos en los que la mama no lacta, ya que al disminuir la producción el gasto energético también es menor.

Lo principales miedos de llevar a cabo una lactancia en tándem son las contracciones uterinas, que se producen debido a la succión del pequeño y son provocadas por la oxitocina y suelen desaparecer en cuanto el pequeño suelta el pecho.

Otro de los temores es el miedo al aborto, antes se creía que al producir oxitocina y tener contracciones se podría tener un aborto, pero la oxitocina es una hormona que también se produce cuando se tiene actividad sexual y esto no esta prohibido durante el embarazo a pesar de que también provoca contracciones, así que no hay que tener ningún miedo.

En caso de que hay un riesgo de parto prematuro, el ginecólogo determinara si es conveniente seguir con la lactancia o no.

Así que si estas embarazada y estas lactando a tu hijo puedes continuar con la lactancia sin ningún problema…… excepto por los comentarios que como ya sabemos todo el mundo da sin que se les pida 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *