Postura de la madre

 

Cuando empecé a escribir el blog, siempre hablaba desde mi experiencia….. jajajaja por aquel entonces una experiencia de solo 3 ó 4 meses y ahora que la experiencia se ha prolongado hasta los 4 años y además me he formado y he aprendido mucho mas de lo que sabia entonces he decidido “re-escribir” algunos artículos.

 

No quiero borrar los antiguos porque en realidad son parte del blog y gracias a ellos sigo aquí, además me daría mucha pena que se perdieran los comentarios así que los dejare y simplemente cambiaré los nombres.

 

Voy a comenzar una serie de artículos, en los que tratare la postura de la madre, la posición del bebe y algunas de las diferentes posibilidades que existen para dar el pecho.

 

Recuerda que cualquier duda o pregunta puedes hacerla en los comentarios o escribiendo un correo a teteando@gmail.com

 

LA POSTURA

 

La postura en la que la madre se coloca al amamantar es casi tan importante como la posición en la que coloquemos al bebe.

 

Dado que pasamos mucho tiempo dando de mamar al bebe (sobre todo al principio) es muy importante que la postura sea cómoda, porque si estamos en una postura forzada al final nuestra espalda se resentirá y las tomas nos parecerán eternas.

 

Es importante elegir un lugar donde nos encontremos cómodas, un sofá por ejemplo, en el que podamos tener la espalda totalmente apoyada en el respaldo y a ser posible un poco reclinadas hacia atrás; muchas veces tendemos a inclinarnos sobre el bebe para facilitarle la postura, y al final somos nosotras las que estamos incomodas porque en esa postura la espalda se fuerza mucho.

También es importante que de ser necesario (por ejemplo al estar tumbadas)  se coloque un cojín en la cabeza, para evitar que se fuerce el cuello.

 

Muchas mujeres están mas cómodas si al dar de mamar sentadas pueden elevar uno de los pies que normalmente suele ser el del mismo lado donde el bebe tiene la cabeza, para ello es importante tener un pequeño escalón o un reposapiés que eleve lo suficiente para que la madre se encuentre totalmente cómoda.

 

Hay que dejar al alcance (sobre todo las primeras tomas que suelen ser mas largas y nosotras estamos menos seguras) todo lo que podamos necesitar, cojines o el cojín de lactancia si lo usamos, agua, algo para picar si nos entra hambre, (la fruta viene muy bien), pañuelos, el teléfono y yo personalmente recomiendo un buen libro….. en fin todo lo que creamos que vamos a necesitar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *