Mi primer año como donante de leche

Izan y yo en la sala de espera

Estas Navidades cuando fuimos a Madrid a pasar allí las fiestas llevamos botes al 12 de octubre, ya he cumplido un año como donante de leche materna y la pena es la distancia que hay y que no tengan servicio de recogida porque de ser así hubiera donado mucho más que los 80 botes de 125ml que he donado hasta ahora…..

Esta vez nos enseñaron las instalaciones y aunque mi idea inicial era hacer una especie de reportaje con fotografías incluidas una vez dentro y viendo las incubadoras nos dio tanto apuro que ni siquiera preguntamos si podíamos hacer fotos ya que nos parecía invadir la intimidad de esos bebes y de esos padres y más en esas fechas tan señaladas .

Pero muy amablemente nos enseñaron las salas y nos explicaron para que se usaba cada sala……

Sala de espera y entrada al servicio de Neonatologia del Hospital 12 de Octubre, Madrid

Lo primero que encuentras al llegar es una acogedora sala de espera con una luz tenue, con taquillas donde los padres pueden dejar todas las cosas que traen (abrigos, bolsos…etc) para ir lo mas cómodos posibles, allí hay una mesa pequeña con sillas para los hermanitos de los bebes ingresados que pueden visitarlos todos los domingos.

Tienen un servicio de préstamo de libros , y varios carteles con fotos de bebes que una vez estuvieron allí ingresados pero que que ya son bebes y niños sanos, un pequeño empujón para los papas demostrándoles así que de todo se sale y pueden superar ese bache.

Hay unos grifos donde antes de entrar hay que lavarse las manos y los brazos, la higiene es muy importante en este caso ya que se trata de bebes muy pequeños y cualquier bacteria podría causarles serios problemas.

La sala de observación es donde dejan a los bebes que necesitan ser observados por algún motivo, no necesariamente han de ser prematuros, pueden ser bebes que han necesitado alguna medicación, bebes que han nacido por cesárea por algún motivo y su mama está en recuperación.

Si la cesárea es programada intentan que el bebe este junto a su mama desde el primer momento pero si es una cesárea de urgencias los mantienen separados el tiempo estrictamente necesario.

La sala de cuidados intensivos (bebes de hasta 1500 gramos o recién nacidos muy graves) tiene capacidad para acoger a 20 incubadoras (separadas en dos salas) cada incubadora tiene un sillón cerca donde los papas pueden estar el tiempo que quieran, tienen acceso libre durante las 24 horas del día.

Cerca de cada incubadora hay sacaleches para que las mamas se puedan sacar la leche observando a sus bebes y en cuanto el estado de los pequeños lo permite practican el método canguro o piel con piel (ponen al bebe en el pecho del papa o de la mama).

Las incubadoras se encuentran en un ambiente tranquilo, con una luz tenue, tapadas con mantas para evitar el exceso de luz exterior y con muy poco ruido, excepto el sonido de las maquinas que controlan su estado.

Y por último esta la sala de cuidados intermedios, donde están los bebes menos graves o convalecientes de sus enfermedades previas y es donde terminan de mejorar para poder volver a casa, la sala esta mas iluminada, ya que necesitan cuidados menos especiales.

Intentan por todos los medios ayudar a las mamas para que la lactancia tenga éxito, las ayudan a ponerse al bebe al pecho, las enseñan a sacarse leche y siempre es primero su leche la que se les administra.

Si por algún motivo, como que están tomando medicación incompatible o no tienen leche, no pueden darle su propia leche a su hijo entonces les dan leche del banco, cuando hay muchas reservas todos los bebes que la necesitan reciben leche materna, si hay pocas reservas tienen que priorizar y los primeros en tomar leche materna son los bebes mas pequeños y débiles.

A las mamas que tienen a los bebes ingresados no les permiten ser donantes mientras que sus hijos estén allí, por si en algún momento recayeran y necesitaran de su leche, pero una vez dados de alta pueden ser donantes de leche y muchas de ellas lo son.

Por desgracia el banco de leche no siempre tiene las reservas suficientes como para poder administrasela a todos los bebes, así que una vez mas,  os pido que las mamas que estáis lactando y deseéis haceros donantes de leche no dudéis en poneros en contacto con el hospital, es un pequeñísimo esfuerzo que una mama puede hacer y puede salvar muchas vidas de muchos bebes.

Gracias al equipo de neonatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, por enseñarnos las instalaciones y explicarnos su trabajo, por el cariño que muestran hacia esos bebes y por lo bien que nos tratan cada vez que vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *