De paseo con Erika

Muchas veces me negado a hacer fotos de comuniones, pero en este caso era distinto.
Yoli, la mamá de Erika, me dio total libertad para hacer la sesión,  tú eres el que sabes, me dijo.

Me encanta que me dejen hacerlo, y me encanta dejar fluir , lo mas natural posible, que la protagonista de su primera comunión quiere posar, que pose, que no quiere, pues que no pose, ella es la reina este día tan especial.

Al final creo que conseguí sacar algo distinto, me hubiese gustado llegar hasta unos manzanos en flor que estaban preciosos, pero el terreno lleno barro y grandes charcos donde te hundias lentamente nos lo impidió.

Doy gracias al cielo por despejarse y dejar un día tan maravilloso que invitaba a pasear.

…y eso hicimos