A veces aparte de las bodas también me gusta hacer fotografía infantil y que tu amigos te regalen una sesión de fotos para cuando nazca tu bebé, es un regalazo.
Esto es lo que les ocurrió a los padres de esta parejita, ya tenían la sesión asegurada antes de que el bebé naciera 🙂
¿ No es una buena idea ?, tomad nota, jeje.

El lugar donde hicimos la sesión, me dejo alucinado, no solo porque lo tengo al ladito de casa, si no por el entorno y la magia que tiene el Molino de Toreno,un lugar del que había oído hablar pero nunca tuve la ocasión de visitar.
Después Claudia, la hermanita mayor, me sorprendió por su desparpajo y seguridad a la hora de ponerse frente al objetivo.
Os dejo con algunas de las fotografías de una tarde en el Molino.

fotografia infantilfotografia infantilfotografia infantilfotografia familiarfotografia infantilfotografia infantilfotografia infantil